Ambiente/Desarrollo Sostenible

Mujeres guatemaltecas tejiendo el patrimonio cultural

En el patio de la casa de Ángela Felicita Sujuyuj, el leve sonido del telar de cintura nunca se detiene, la acompañan Gloria Estela García y Marta Elisabeth Hernández. Las tres son integrantes del Consejo de Tejedoras del Pueblo, socias del Movimiento Nacional de Tejedoras y fundadoras de la Asociación Femenina para el Desarrollo de Sacatepéquez (AFEDES), junto a sus telares llevan una vida de lucha y resistencia en defensa de los derechos de las mujeres indígenas y gracias a su organización establecieron un antecedente histórico.

Las batallas de las tejedoras en defensa del patrimonio cultural no solamente han pasado por salas de tribunales. El año pasado, el mundo entero se paralizó frente al peligro de la pandemia y la recesión económica fue notable por todos lados. Nuevamente, en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez, la organización logró crear un sistema de solidaridad interna donde quien tenía un poco más apoyaba al más necesitado, pero los meses fueron largos y todavía, argumentan las mujeres tejedoras, la crisis no ha terminado.

En una de las conversaciones, Ángela solicitó a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), realizar una acción que pudiera aliviar, siquiera un poco, la situación de precariedad en la que se encontraban las tejedoras, que se habían quedado sin ingresos ante la imposibilidad de vender sus productos.

De esa conversación surgió una acción específica: la compra, por parte de la OACNUDH, de 3 mil mascarillas elaboradas por las tejedoras, estas llevarían consigo una breve historia del Movimiento y de la reivindicación de sus derechos.

“Las 3 mil mascarillas han servido para aliviar un poco la crisis económica de nuestros hogares” comenta Ángela, quien agrega, a través de este nuevo modelo de cooperación, se pudo distribuir las mascarillas a órganos diplomáticos e instituciones del país.

El Movimiento nació en 2014 con más de 600 tejedoras y el acompañamiento de AFEDES, con su creación inició la batalla legal para reclamar el reconocimiento y protección de los derechos de autor de los diseños, textiles e indumentarias, contando a lo largo del camino con la asistencia técnica de la OACNUDH, apoyo que continúa en la actualidad.

“El sentimiento de amor propio, vinculado a la pertenencia étnica y cultural de un territorio y su reivindicación, en un país donde el racismo y la exclusión son palpables, ha sido el reto de toda una vida para las mujeres de AFEDES”, cuenta con una sonrisa y lenguaje muy directo, Gloria Estela García, mientras sus compañeras no quitan la mirada en los hilos que siguen tejiendo.

Mika Kanervavuori, Representante de la OACNUDH en Guatemala, remarca: “tuve la oportunidad de conocer de primera mano la labor que realiza el Movimiento Nacional de Tejedoras y la organización AFEDES, cuando las visité en Sacatepéquez el año pasado. Su compromiso para reclamar los derechos de propiedad intelectual colectiva sobre sus tejidos e indumentaria es admirable. Espero que el tejido social, económico y político de los esfuerzos que realiza el Movimiento vea sus frutos en futuro cercano”.

Con información de

https://guatemala.un.org/es/136682-hilando-derechos-humanos-en-guatemala-la-lucha-de-las-tejedoras-mayas

Fotografías OACNUDH

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.