Aerotrópolis

columna-giovanni

Giovanni Tobar

En un mundo globalizado, el sector aéreo ha tenido un crecimiento sostenido en los años recientes, dado que en esta etapa de la humanidad, los aeropuertos son los centros de mayor conexión para  los desplazamientos de personas.

Se estima que solo en este momento existen más de 2,300 construcciones o ampliaciones aeroportuarias en el mundo, lo cual se traduce en proyectos de inversión y con ello, fuentes de trabajo directo e indirecto.

Cifras de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, reportan que los desplazamientos anuales con fines de negocio y turismo ascienden a más de tres mil millones de pasajeros por año.  Así mismo según las proyecciones, esta cifra se duplicará en número para el 2030.

En este sentido las aerolíneas buscan más y mejores condiciones para instalar sus centros de conexión de rutas, sin embargo más allá de una ubicación territorial estratégica, se miden otro tipo de servicios alrededor de la infraestructura aeroportuaria, así como los centros de conexión multimodal que operen en su entorno.

De esa cuenta vemos que los países que están propiciando dentro de su estrategia de desarrollo la atracción de inversiones en este sector, cuentan con instalaciones aeroportuarias cada vez más autónomas, que se traduce en pequeñas ciudades, generando el concepto de “aerotrópolis”, una clasificación urbana y social para referirse al nuevo concepto de ciudades-aeropuertos.

Estos nuevos conceptos se basan en espacios inteligentes, altamente eficientes en su consumo energético y de servicios, pensando cada vez más en construcciones amigables con el medio ambiente.

En las aerotróplis, el aeropuerto es el eje por donde gravita toda la infraestructura y economía de una ciudad, son espacios dinámicos donde se privilegia el concepto de red aplicado a los espacios públicos interconectados, diseñados para que el usuario obtenga mucho sin alejarse más de quince minutos del aeropuerto.

Según especialistas del Centro para el Comercio Aéreo de la Universidad de Carolina del Norte, el transporte delinea el desarrollo de las ciudades en los países, tomando de referencia la importancia que en su momento fueron los puertos en el siglo XVIII, los ferrocarriles en el siglo XIX, y las autopistas en el siglo XX.  De esa forma se espera que  los aeropuertos den forma al comercio y desarrollo urbano en este siglo XXI.

Justamente debe ponderarse en el sector aéreo un excelente canal con un alto potencial para el desarrollo económico y social del país, a nuestra excelente ubicación geográfica, debemos continuar agregando una red de servicios eficientes que nos permita competir con nuestros pares en la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s