Estrategias ambientales sin indicadores de desempeño

Luis Muñoz

Luis Muñoz Soy eficiente, soy preventivo

De acuerdo al Perfil Ambiental de Guatemala 2010-2012 del IARNA, “Centroamérica extrajo de la naturaleza un total de 207.7 millones de toneladas de recursos naturales en el 2008, mientras que en 1994 se extrajeron 126.4 millones de toneladas. Ello significó un aumento del 64% de las EDM (Extracciones Domésticas de Materiales) en el periodo 1994-2008” (tomado textualmente).

Otro dato importante que hace referencia el IARNA en el mismo documento, es que “Guatemala extrae 5.7 toneladas de recursos naturales por hectárea.  La media mundial es de 3.6 t/ha y la media sudamericana es de 2.4”.

A partir de estos datos es importante considerar que los procesos productivos en nuestro país y el nivel de consumo de recursos naturales deberían ser analizados con más detalle, o expresado de otra forma, deberíamos entender las razones por las cuales tenemos una gran diferencia en la extracción de recursos de acuerdo a las referencias globales, por lo visto somos ineficientes.

Y ese “detalle” significa que debemos llevarlo a nivel de sectores, posiblemente se debería iniciar con aquellos que tienen un aporte económico sustancial al país, o aquellos que ya se han identificado como sectores que podrían estar impactando al ambiente no por sus emisiones o desechos, sino por el consumo de recursos.

En Guatemala aún no tenemos claro cuál es la cantidad idónea (en las condiciones nacionales) de energía para producir un kilogramo de un producto agrícola, de un alimento procesado, de un textil, de un producto químico y así podríamos seguir generando una lista de productos o servicios.

Entendiendo el desempeño ambiental de nuestros sectores productivos, las decisiones para poder mejorar los procesos u operaciones industriales, agrícolas y comerciales, tendrán un mejor resultado.  Por el momento, por no entender cómo se realizan las transferencias de masa y energía, no tenemos certeza sobre cuáles son las mejoras tecnologías que los sectores del país deberían utilizar, o que el mismo gobierno debería fomentar.

Y esto es simple, recordando la clásica frase, lo que no se mide no se puede controlar, por lo tanto no se puede mejorar. Al no tener números más detallados, posiblemente esa es una tarea para los propios sectores del país, las decisiones no serán las más acertadas, las inversiones en la transferencia de tecnología no tendrán los mejores rendimientos, y viendo todo esto desde una perspectiva de Estado, el país no podrá definir estrategias efectivas para lograr un desarrollo bajo en emisiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s