Guatemala fortalecerá su gobernanza forestal

NOTA 4 INAB webRepresentantes del sector forestal de Guatemala priorizarán las acciones que urgen al país para un aprovechamiento sostenible de sus bosques que representan el 34% del territorio guatemalteco, equivalentes a más de 3.7 millones de hectáreas de bosques.

Bajo la iniciativa del Instituto Nacional de Bosques (INAB) y con el apoyo de la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se reunirán 40 representantes de diversos sectores forestales, en un taller nacional de partes interesadas del 28 de febrero al 1 de marzo.

La reunión se realiza en el marco del programa FAO – EU Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT por sus siglas en inglés), financiado por la Unión Europea y los Gobiernos de Suecia, Gran Bretaña y la FAO.

En base al estudio del análisis situacional de la gobernanza forestal en Guatemala desarrollado por el programa FAO – EU FLEGT, se analizarán al menos siete líneas de accionen base a las cuales los participantes priorizarán las áreas estratégicas que guiarán al país hasta el 2020, en materia de gobernanza forestal y comercio legal de la madera.

Entre las principales líneas de acción que serán objeto de la reflexión son:  la revisión y actualización de los marcos jurídicos en materia forestal; la articulación y coordinación de actores múltiples; la capacitación; el fomento de actividades forestales legales; la Prevención y el control de actividades ilegales; y el Programa Nacional de Divulgación Forestal. Las mismas están en consonancia con la Ley PROBOSQUE que forma parte del Plan de Acción Interinstitucional para la Prevención y Reducción de la Tala Ilegal en Guatemala (PIPRTIG).

Para contribuir a la gobernanza forestal y dentro de ello a la reducción y prevención de la tala ilegal, el INAB ha promovido, con apoyo de la FAO, la actualización del Plan Nacional para la Reducción de la Tala Ilegal y bajo ese marco, ha generado varias medidas que facilitan el manejo forestal sostenible de los bosques”, manifestó el representante de INAB, Adelso Revolorio, durante la inauguración del evento.

Por su parte, el Representante de la FAO en Guatemala, Diego Recalde señaló que “Guatemala es un país privilegiado en recursos naturales. Tiene una clara vocación forestal, sin embargo, tiene una pérdida neta de cobertura forestal de 38 mil 500 hectáreas cada año equivalentes al 1% de superficie boscosa por año. Es necesario actuar para la debida gobernanza del sector forestal”.

Recalde añadió que el manejo sostenible de los recursos forestales se traduce en mayores ingresos para los países y contribuye a mejorar la seguridad alimentaria de sus habitantes, así como al mantenimiento de la capacidad de los bosques para la adaptación y mitigación de los efectos de la variabilidad y cambio climático.

Beatriz Bussi, Jefe Adjunta de Cooperación de la UE señaló que “la Unión Europea como un consumidor de madera, está interesada en que la misma provenga de fuentes legales y que sea obtenida, transformada y comercializada bajo esquemas de buena gobernanza en países productores y/o transformadores”.

Los acuerdos de esta reunión serán apoyados activamente por el programa FAO – EU FLEGT. “Los resultados que se entregarán al país son producto de la unión de recursos técnicos nacionales y de la cooperación internacional, que contribuyen a construir una cultura de legalidad que solo será posible con la participación activa de la sociedad civil, el sector privado y las instituciones del Estado”, señaló Robert Simpson, Gerente Global del Programa FAO – EU FLEGT.

En las jornadas de trabajo participarán activamente el sector público, por medio del Instituto Nacional de Bosques (INAB), y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), junto al sector privado, gremios forestales y organizaciones comunitarias de base, como la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), pueblos indígenas y la Red de Autoridades Indígenas, la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), la Mesa Intersectorial de Tierra y Ambiente (MITA) y las Mesas Regionales de Concertación Forestal, además de ONGs, centros académicos y de investigación ambiental, y organismos internacionales, entre otros.

El programa FAO – EU FLEGT, en sus dos primeras fases, ha apoyado desde el 2008 a más de 200 proyectos en unos 40 países productores de madera. En 2016 inició la tercera fase en países prioritarios de Latinoamérica como Guatemala, Colombia, Perú, Honduras, Guyana y Ecuador, junto a Panamá y Belice como países complementarios.

Guatemala y su vocación forestal

Se estima que el 51% del territorio guatemalteco tiene vocación forestal. Sin embargo, estadísticas indican que hasta el año 2010 solamente el 34.2% de su territorio, es decir unas 3,722,595 de hectáreas, estaban cubiertas con bosques.

Según datos de la Cuenta Integrada de Bosques, la tala ilegal representó un costo aproximado para el país de US$ 213 millones de dólares anuales, en un periodo de análisis de 2001 a 2006.La misma fuente señala que el 95% del flujo de productos forestales se extrae de forma no controlada; es decir fuera del marco legal establecido y a este volumen corresponde el 76% de leña y 24% de madera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s