GEO-céntrico: Alerta ante el evento El Niño más fuerte

Alex Guera Geo-céntrico

Alex Guera
Geo-céntrico

Según el Instituto IRI de la Universidad de Columbia, hay más de 90% de probabilidad que El Niño continúe hasta abril de 2016.

Por ser ésta la primera nota editorial de GEO-céntrico, explico brevemente el enfoque que tendrán los artículos. Como puede deducirse, el nombre significa “centrado o enfocado en la Tierra” y hace referencia a un enfoque geográfico de los temas a tratar. La geografía es una ciencia poco conocida en Guatemala y nada apreciada, por lo que considero que mucho se puede aportar en darla a conocer y más aún, en ver los acontecimientos de nuestro país, desde la perspectiva de la geografía. Mi enfoque busca comprender y explicar los fenómenos como producto de la interrelación entre procesos físicos y procesos humanos. También debo indicar que, aparte de mi base académica, me apoyaré en la información y trabajo del Instituto Privado de Investigación sobre Cambio Climático (ICC), el cual dirijo.

Entrando en materia, estamos ante una situación crítica por encontrarnos en el evento El Niño más fuerte. Su nombre técnico es El Niño Oscilación del Sur (ENOS) y es un fenómeno conocido por el humano por muchos años, aunque registrado por la ciencia occidental hasta mediados del siglo XX. El fenómeno consiste en el aumento de la temperatura superficial en las aguas del Océano Pacífico respecto a su promedio, aunque sus efectos son distintos alrededor del mundo. Cuando el aumento es de medio grado (0.5°C), ya se considera como un evento El Niño y se han definido varios niveles de intensidad: débil (entre 0.5 y 0.9° por arriba del promedio), moderado (entre 1 y 1.4°), fuerte (entre 1.5 y 1.9°) y muy fuerte (arriba de 2°). Desde el mes de agosto ya entró a esta última categoría y, en septiembre, alcanzó 2.3° de anomalía. Este evento es, entonces, el evento El Niño más fuerte que conocemos y, las proyecciones del instituto IRI de la Universidad de Columbia, estiman que hay más de 90% de probabilidad de que el evento continúe hasta abril de 2016.

En Guatemala, El Niño es asociado a sequías, con impactos significativos sobre la agricultura y los bosques. La mayoría de la población recordará los grandes incendios forestales acontecidos entre finales de 1997 y los primeros meses de 1998. Como sociedad, entonces, debemos abordar la falta de alimentos que tendremos en los próximos meses a causa de las escasas lluvias del presente año y a tomar medidas para prevenir los incendios forestales. El impacto de este fenómeno sobre nuestro país dependerá de cómo lo enfrentemos. geocentrico@icc.org.gt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s