Ambiente/Desarrollo Sostenible

Más de 2.5 millones de guatemaltecos, beneficiados con la implementación de programas, del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala

Equipo de País de las Naciones Unidas en Guatemala, en actividad de planificación anual 2022. Foto ONU

Educación, Seguridad alimentaria y nutricional, incluida la Gran Cruzada por la Nutrición, así como fortalecimiento de capacidades, asistencia técnica y entrenamiento a instituciones de Estado, dependencias descentralizadas, entidades de la sociedad civil, para fortalecer la paz, la justicia, los derechos humanos, igualdad de género y empoderamiento de las mujeres, es la mayor inversión que ha hecho el Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala (SNU).

Solo en el 2021 llegó a más de 2.5 millones de guatemaltecos, para este año 2022 esperan terminar con una cifra similar o mayor, a través de 205 programas y proyectos distribuidos a lo largo del territorio nacional. Todas las actividades del SNU se realizan de acuerdo con el Marco de Cooperación firmado con el Gobierno de Guatemala en el año 2020 y vigente hasta 2025. De esto y más nos habla en una entrevista el señor Miguel Barreto, Coordinador Residente en Guatemala.

“Centrarnos más en las personas y menos en los  procesos, volvernos más ágiles y eficientes y construir un lugar de trabajo de igualdad, diversidad e integridad, son los objetivos concretos del Secretario General de las Naciones Unidas y el cual el equipo país ha tomado como propio, para guiar las acciones, resultados y los métodos, del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala (SNU)”

Miguel Barreto, Coordinador del SNU en Guatemala
Señor Miguel Barreto, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala. Foto ONU

¿Cómo valora el último año de trabajo del SNU?

El Sistema de las Naciones Unidas ha llegado de manera directa o indirecta a más de 2.5 millones de guatemaltecos en 2021, a través de asistencia, cooperación técnica o fortalecimiento de capacidades y diseño o apoyo a políticas y programas nacionales. Estamos recopilando la información del 2022, seguramente será similar o mayor, en vista de que los niveles de inversión se han incrementado. Puedo adelantar que hemos implementado 205 programas y proyectos a nivel nacional en Alta y Baja Verapaz, Huehuetenango, San Marcos, Quiché, Chiquimula, Zacapa e Izabal, por un monto aproximado de USD 113 millones, sin contar el apoyo en movilizar recursos de Estado para proyectos específicos en salud y alimentación y tampoco el acceso a créditos del Banco Mundial y el apoyo del FMI. 30 de las 205 iniciativas son programas conjuntos en los que participan dos o más agencias del SNU. Entre 2021 y 2022, se ha financiado más de 70 millones de USD en el Plan de Respuesta y el plan para el 2023 es de 125 millones de USD para llegar a más de 2.3 millones de personas.

¿Qué logros ve en el avance de la agenda 2030?

El Informe de Desarrollo Sostenible evalúa anualmente el avance de los 17 ODS, Guatemala tiene un promedio de 61 por ciento, cerca del regional de 69.5. Este es un proceso que aspiramos seguirá mejorando en los años venideros, con el compromiso pleno del Estado y los actores nacionales, especialmente el sector privado, para trabajar en una agenda de sostenibilidad y responsabilidad social, a la cual se unen cada vez más empresas.  Somos optimistas por la dinámica que existe a nivel del país para seguir trabajando en esa misma línea. Hay logros en el ODS 12 sobre Consumo y Producción Responsables y el ODS 13 sobre Cambio Climático, estos en los últimos años se han coloreado constantemente de verde, lo que significa que el progreso es ascendente.

¿Qué retos ve para el 2023?

Debemos seguir trabajando en promover de manera transversal políticas y mecanismos que permitan generar espacios de diálogo en áreas como igualdad de género y empoderamiento de la mujer. En reducir la violencia contra la mujer y en buscar una mayor participación política lo cual es esencial para consolidar la igualdad. Hay que seguir acompañando al Estado en generar acuerdos para políticas de largo plazo en el ODS 2 sobre el hambre cero que es un desafío continuo, en particular para los niños que viven en áreas rurales remotas donde la pobreza y el cambio climático crean riesgos combinados y mayores vulnerabilidades. Casi la mitad de los niños guatemaltecos menores de cinco años padecen desnutrición crónica, una de las tasas de desnutrición más altas del mundo. Lo mismo ocurre con el ODS 9 sobre industria, innovación e infraestructura, donde, a pesar de las oportunidades creadas por condiciones macroeconómicas estables, se ha observado que se necesita mayor inversión. El ODS 10 sobre la necesidad de eliminar las desigualdades es un área compleja donde se requieren más datos para juzgar las tendencias. El sistema de protección social y la reforma fiscal de Guatemala son claramente desafíos inmediatos. Hay muchos retos y las 20 agencias de la ONU están comprometidas con el país.

2022 ha sido un año en que no se ha regresado a la normalidad por la pandemia, ¿cómo afecta el cumplimiento de los ODS en Guatemala?

Ha sido un año muy complejo para todo el mundo. La dinámica socioeconómica actual en Guatemala está influenciada por el impacto socio económico que generó la pandemia por la COVID-19, que fueron exacerbados por los efectos de la guerra en Ucrania desde febrero de 2022. Si bien Guatemala fue uno de los países latinoamericanos con mejor desempeño macroeconómico en el periodo de la pandemia (2020-2021), esta situación contrasta con la dificultad de las personas en situación de pobreza y de un porcentaje elevado de mujeres para recuperar ingresos y condiciones de trabajo similares a las existentes antes de la pandemia.

El Índice de Desarrollo Humano global que produce Naciones Unidas a través del PNUD, considera tres elementos: salud, educación e ingreso de las personas, esto se redujo para Guatemala (y muchos países en el mundo) en 2021 por segundo año consecutivo, debido al impacto extendido de la pandemia. A nivel macro, este contexto afecta las estrategias implementadas para el cumplimiento de todos los ODS, ahora todos debemos redoblar esfuerzos para apuntalar políticas públicas, conjuntas que conlleven a retomar el progreso en el desarrollo humano.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del trabajo de Guatemala sobre desarrollo sostenible?

Es difícil singularizar en un concepto tan amplio que abarca un enfoque transversal, universal y complementario. Si se habla del Gobierno de Guatemala, he percibido un firme compromiso por trabajar en sentido positivo en la implementación de la política general del Gobierno que apuesta por el desarrollo sostenible. Pueden darse críticas, como en cualquier país, pero lo más importante es la voluntad política para avanzar e invertir en procesos que requieren años para mejorar. La descentralización del esfuerzo del Estado es innegable. La situación macroeconómica ha mejorado.

¿Cuál es el ODS en el que más ha avanzado Guatemala y qué expectativas se tiene?

Es una pregunta difícil de responder, destacar un ODS no es fácil, podemos medirlo de diferentes maneras y estas cambian, los promedios para todo el país, vienen con sus propios problemas de medición estadística. El ODS 12 sobre producción y consumo responsable y el ODS 13 sobre cambio climático son los que han mostrado un avance considerable. El ODS 5 sobre el empoderamiento de las mujeres y el ODS 16 sobre instituciones sólidas, paz, justicia y gobernabilidad democrática, son aquellos en los que existen mayores desafíos. Los ODS son inseparables. El ODS 11 sobre ciudades sostenibles no es uno donde Guatemala haya notado avances en 2022 en los índices, pero el Gobierno está preparando su primera Revisión Subnacional Voluntaria para julio de 2023 y para ello se priorizaron 14 municipios con sus mediciones periódicas de desarrollo sostenible en su lugar. Por lo tanto, mi expectativa es que el buen trabajo continúe a pesar de la miríada de obstáculos. La ONU está aquí para apoyar.

¿Cuál es el ODS en el que menos se ha hecho y qué hacer para cumplir con estos?

Mi respuesta es la misma que la anterior. No es justo señalar un ODS y decir que es en el que menos se ha hecho. Algunos ODS toman más acciones que otros para alcanzar sus puntos de culminación. Entonces, puede ser que el ODS 10 sea uno de los que más se ha hecho, pero dada la magnitud de los desafíos, todavía no se ven los resultados.  Debemos ser perseverantes y no abandonar o perder la esperanza. La sostenibilidad se trata de paciencia y determinación.

¿En qué etapa ubica el Plan de Desarrollo Integral?

El PDI nace como una iniciativa promovida por la ONU, en la CEPAL para impulsar un plan de desarrollo para los cuatro países de la subregión (El Salvador, Honduras, Guatemala y el sur-sureste de México), entorno a atender las causas estructurales de la migración forzada, migración irregular. Gracias al liderazgo y apoyo político del Gobierno de Guatemala, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y la SEGEPLAN, el país ha sido designado como país piloto para su implementación.

Luego de la presentación pública y lanzamiento de las áreas de prioridad nacional para el PDI por parte del Presidente de la República en el mes de febrero (a saber: desarrollo económico local -muros de prosperidad, sello blanco y cadenas de valor; ambiente y cambio climático; y, movilidad humana), hemos conformado con el Gobierno, un Consejo Promotor. Se ha establecido una hoja de ruta que incluye el acercamiento con la comunidad internacional (en curso), así como el sector privado. El Gobierno ya inició la ejecución de manera exitosa de su iniciativa Sello Blanco, la cual será apoyada adicionalmente por el Equipo País de la ONU. Para mí como Coordinador Residente, el PDI es una herramienta estratégica destinada a posicionar a Guatemala como un líder en soluciones de largo plazo para el tema de movilidad humana.

ONU cuenta con un Marco de Cooperación con Guatemala, ¿cómo trabajan para cumplir con los ejes que lo conforman?

El SNU en estrecha colaboración y coordinación con el Gobierno de Guatemala, la comunidad internacional de donantes, sus contrapartes en la ejecución, el sector privado y la sociedad civil, avanza con paso firme en la implementación del Marco de Cooperación 2020-2025 y hacia la consecución de los resultados definidos bajo sus 5 áreas estratégicas.  A la fecha, se cuenta con un Plan de Trabajo Multianual que se implementa por medio de 205 programas y proyectos, y con un Marco de Financiación con fondos estimados en USD 400 millones de dólares, de los cuales tenemos disponibles 228 millones de USD, es decir un 57% de los fondos requeridos. 

¿Cuáles serían las principales cifras en resultados, inversión y cooperación de la ONU?

  • La ONU en Guatemala implementa acciones financiadas por más de 15 países donantes.
  • Además de la Unión Europea, hay más de 20 agencias, fondos y programas de la ONU, organizaciones internacionales, así como de actores del sector privado.
  • Trabajamos con fondos conjuntos de la ONU en beneficio del país con más de 100 socios implementadores.
  • En 2022 hay 205 iniciativas identificadas en Guatemala, que reflejan un incremento de más del 50% en comparación con 2021.
  • Se han invertido más de 70 millones de USD a través de ONGs y agencias de la ONU en el Plan Humanitario

2023 será un año electoral, ¿qué mensaje envía a los partidos políticos?

El mensaje clave es que el Sistema de las Naciones Unidas está para apoyar, asesorar y complementar los esfuerzos del Estado. He conversado preliminarmente con varios Partidos, parte de mi rol es conversar con todos los actores, y por supuesto trabajaremos en ofrecer una oferta de valor sobre el rol de la ONU en el país, además, recomendar sobre la continuidad de políticas que dan resultado y que no pueden dejarse atrás. Desde nuestra perspectiva existe un Plan Nacional de Desarrollo K’atun Nuestra Guatemala 2032, la Agenda 2030 y los ODS que constituyen compromisos asumidos por toda la comunidad internacional, incluido Guatemala.

¿Cuál es el principal mensaje del Secretario General de la ONU y que Guatemala debería tomarlo como propio?

Los objetivos de la reforma son claros, dice el Secretario General (SG). Primero, los Estados Miembros quieren que nos centremos más en las personas y menos en el proceso. En segundo lugar, la reforma exige que nos volvamos más ágiles y eficientes. Tercero, la reforma quiere que construyamos un lugar de trabajo de igualdad, diversidad e integridad. Como su representante directo en Guatemala, para mí y para mi equipo de país, este es el principal mensaje que deberíamos tomar como propio para guiar nuestras acciones, nuestros resultados y nuestros métodos.

¿Cómo resume la experiencia del primer año en Guatemala?

Guatemala es un país hermoso, con gente acogedora, con retos y mucho futuro. Estoy muy contento. Llegué hace un año y quiero agradecer sin duda, magnífica receptividad, confianza, transparencia, sinceridad y apoyo recibido del Gobierno, del sector privado y de la sociedad civil.

Naciones Unidas es una entidad neutral, independiente, imparcial que trabajará siempre para NO DEJAR A NADIE ATRÁS.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.