Acuerdos Voluntarios de Producción más Limpia

Luis Muñoz

Luis Muñoz Soy eficiente, soy preventivo

Es primordial que la gestión ambiental de nuestro país evolucione más allá de realizar un Estudio de Impacto Ambiental, aprobarlo, definir compromisos por medio de un Plan de Gestión Ambiental y por último tener una resolución o la licencia ambiental. Ese sistema lamentablemente no puede dar garantía que el ambiente sea priorizado en las actividades productivas del país y ni pensar en la gestión ambiental en las operaciones del gobierno.

Por más de 15 años he visto cómo se han analizado las acciones que la autoridad de ambiente de Guatemala ha tomado para verificar las actividades responsables con el ambiente, incluso se han propuesto nuevas metodologías, enfoques y no, los cambios incluso son un impedimento a que las empresas puedan trabajar, no hay garantía que sus impactos estén IDENTIFICADOS y PRIORIZADOS, y que las medidas para su control sean DE IMPACTO REAL, VERIFICABLES y MEJORADAS.

Definitivamente no se pueden esperar otros 15 años, es crítico, debe ser una prioridad lograr que nuestras actividades económicas realmente implementen herramientas que si contribuyan a reducir y corregir los impactos negativos que se pueden dar en el ambiente, siendo lo urgente corregir aquellos impactos que ya se están dando.

Una alternativa, los Acuerdos Voluntarios, una opción entre varias que se ha impulsado en el país, tomando en cuenta la experiencia positiva en América Latina.  La idea es lograr que los sectores productivos establezcan un canal de comunicación con la autoridad para reconocer de forma explícita los requerimientos de ley que apliquen y definir compromisos más allá de lo que exige la ley, por medio de la implementación de la Producción más Limpia, teniendo como reacción de la parte oficial el establecimiento de incentivos financieros y no financieros.

Con los acuerdos voluntarios se busca inyectar insumos al compromiso empresarial basándose siempre en la ley, logrando que la gestión ambiental realmente sea rentable y no un costo operativo. También se ha logrado que el empresario se acerque a la autoridad para demostrar su desempeño ambiental de forma objetiva y transparente, de esa cuenta el gobierno logra optimizar sus recursos y se dedica a verificar en campo lo RELEVANTE.

En todo caso, si los acuerdos voluntarios no es el camino, se debe recalcar que es URGENTE un cambio en cómo se administra el cumplimiento legal de las empresas en Guatemala, para reducir el riesgo a la salud de los guatemaltecos y el ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s