Las buenas prácticas, baja inversión con alto impacto

Luis Muñoz

Luis Muñoz Soy eficiente, soy preventivo

Al iniciar el proceso para desarrollar una estrategia ambiental en una empresa u organización, una de las primeras ideas que surgen en la mayoría de ejercicios de análisis es que el desempeño ambiental se puede mejorar principalmente con la adquisición de tecnologías más limpias, por lo tanto es importante realizar también un análisis de factibilidad buscando que sea una buena inversión, pero en mucho de los casos termina siendo una de las primeras barreras para que se de esa mejora con enfoque ambiental de los procesos productivos y de servicios.

En un país como Guatemala, invertir en la creación de cultura de responsabilidad ambiental e incluso se puede abrir el enfoque al social, es una buena inversión, y bajo la perspectiva de la Producción más Limpia, por citar una estrategia y/o herramienta entre muchas que tenemos a la mano, esto significa invertir tiempo y dinero en la implementación de buenas prácticas.

Las buenas prácticas siguen siendo acciones de baja inversión y gran impacto, tanto económico como ambiental y social.  ¿Qué podemos considerar como buenas prácticas?  Capacitar a las personas, mejorar controles y contar con un mantenimiento preventivo.  Según la experiencia en Guatemala en lo que se refiere a la Producción más Limpia, por cada quetzal que se invierte en estas buenas prácticas se pueden generar hasta siete quetzales en beneficios económicos.

El implementar los controles adecuados para generar información útil para la toma de decisiones es muy valioso para las empresas, de ahí que ya en ocasiones anteriores he comentado que establecer índices, línea base y metas, así como invertir en la capacidad de generar información conlleva a beneficios a largo plazo.

El buen mantenimiento, el preventivo lo que busca es no tener paros sorpresivos, minimizar fugas y derrames, y mantener la eficiencia de los equipos y tecnologías para las diferentes actividades.

El tercer punto, la capacitación, es la mejor inversión que podemos realizar en el país, generar capacidades técnicas y administrativas con enfoque ambiental, definitivamente contribuirá a generar una cultura permanente, que realice cambios importantes en nuestra sociedad en equilibrio con la naturaleza, debemos recordar que la humanidad es parte del sistema, no es el sistema.

Y tomando en cuenta estas fechas de fin de año, la recomendación es SI NO LO NECESITA, NO LO COMPRE, ahorre recursos económicos y sobre todo NATURALES.

¡Un exitoso 2016 para todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .