De la Producción más Limpia a la Economía circular

Luis Muñoz Soy eficiente, soy preventivo

Luis Muñoz
Soy eficiente, soy preventivo

A nivel global la ONUDI y el PNUMA han impulsado desde el año 1995 la Eficiencia de Recursos y la Producción más Limpia, desarrollando un número importante de iniciativas y metodologías que tienen por objetivo que las empresas descubran una nueva forma de hacer negocios, en la cual la variable ambiental es parte de su código básico operativo.

En estos días se celebraron sus primeros 20 años de trabajo, para ello dentro del documento que se ha elaborado para exponer algunos ejemplos y lecciones aprendidas, también se mencionan algunos números globales que considero muy importante sean valorizados por todos.

Es complicado aceptar que entre los años 1995 y 2014, la población global se incrementó en un 26%, la producción de bienes y servicios en un 77% lo que ha implicado un incremento de al menos el 50% en el uso de recursos naturales, y paralelamente llama la atención los cambios que se han dado de alguna forma en el clima.

A estos números debemos agregar que se estima un aumento de la población global en más de 1.5 billones de personas en los siguientes 25 años, tratando de ser reservados, lo que por lógica implica que la humanidad debería pensar en una ruta muy diferente a la que se estableció en las últimas dos décadas, ya que en vez de ser más eficientes, el consumo de recursos naturales per cápita va en aumento.

Todo indicaba que la fecha complicada sería el año 2100, después el 2050, ahora las metas se han puesto más ambiciosas, más críticas de lograr y con la real urgencia de que la humanidad debe desacoplar su desarrollo económico de su comportamiento ambiental.  Ahora es urgente que en tan solo 15 años logremos mitigar la desigualdad social, que esa reducción de la brecha económica no ponga en riesgo la disponibilidad de recursos naturales, ¿ser menos pobres consumiendo menos?, eso no cuadra precisamente con el sistema económico vigente.

¿Qué tiene que ver la industria y comercio con esto?, MUCHO, ya que es un eslabón muy importante en la cadena de satisfacción de necesidades. Las empresas se enfrentarán en un corto plazo a la presión social por la calidad ambiental, por lo que podríamos estar en el inicio de una nueva fase en la que ser eficiente no será suficiente para vernos “amigables con el ambiente”, simplemente tendremos que integrar nuestros negocios en una economía circular, la que implica vincular los procesos con de los ciclos naturales.

lmunoz@cgpl.org.gt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s