Soy eficiente, soy preventivo: Incluyendo al ambiente en nuestros negocios

Luis Muñoz Soy eficiente, soy preventivo

Luis Muñoz
Soy eficiente, soy preventivo

Después de algunos años trabajando con diferentes empresas que ponen a disposición en el mercado nacional sus productos o servicios, con el objetivo de que incluyan dentro de su operación a la variable ambiental, se mantiene la sensación que sigue siendo una gran oportunidad para las empresas guatemaltecas valorizar al ambiente como un factor de competitividad.

Es una recomendación fundamentada bajo la experiencia a nivel nacional y no digamos a nivel internacional, que cuidar el ambiente no es asunto de cumplir con la legislación ambiental. Ese no debe ser el enfoque empresarial en esta materia, perdemos grandes oportunidades como país si seguimos motivando a que el empresario vea la ley ambiental como sinónimo de “cuidar el ambiente”.

Si una empresa, una organización, un hogar (incluso a nivel individual), analiza de forma simple la manera en que realiza sus actividades diarias, podrá encontrar grandes oportunidades para ser más eficiente. Lo que conlleva a utilizar de mejor forma los recursos naturales, el tiempo, y las relaciones humanas, por lo que se obtienen beneficios en las cuentas bancarias, se abre la oportunidad de ahorrar, de invertir para crecer, de participar en nuevos mercados o realizar otras actividades que le dan un valor agregado al negocio o a la vida misma.

Para quienes nos gusta la idea de cuidar los recursos naturales, el analizar nuestra forma de actuar, de hacer negocios, incluso de gobernar, no debería de ser únicamente por temas económicos. Definitivamente tiene un impacto positivo en el ambiente, no solamente porque se pueden reducir la cantidad de emisiones y desechos, sino porque logramos dar un uso adecuado a los recursos requeridos para satisfacer las necesidades de alimentación, salud, desarrollo y recreación de las personas, y al final todo se puede relacionar con economía.

Es importante hacer notar que en Guatemala posiblemente estamos entrando en una etapa en la que, si una empresa no piensa en su desempeño ambiental, corre el riesgo de no ser competitiva a nivel local, así como aquella etapa en la que las empresas que no pensaban en el control de calidad simplemente no participaban en los segmentos de alto valor.

Podemos asegurar que cuidar el ambiente de forma preventiva implica beneficios económicos y comerciales, y ser responsables con el ambiente implica la sostenibilidad del negocio en todo sentido, es una oportunidad que nuestros empresarios tienen a la mano, sin duda. lmunoz@cgpl.org.gt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s