Ambiente

Las Áreas Protegidas en el Día de la Tierra

El 22 de abril se conmemora el Día Mundial de la Tierra, este día es una oportunidad para promover la reflexión y crear una mayor conciencia acerca de los diferentes problemas ambientales que existen y sobre la responsabilidad de proteger el planeta. La referida conmemoración surgió el 22 de abril de 1970 en Estados Unidos.

Guatemala, por medio del Decreto 36-96 se unió a una lista de países que siguieron a esta iniciativa, al declarar el 22 de abril como “Día de La Tierra”. Por último, en 2009, la Organización de las Naciones Unidas -ONU-, estableció el 22 de abril como “Día Internacional de la Madre Tierra”, con el objetivo de complementar la conmemoración que se ha venido haciendo desde la década de los 70’s, mediante la interpretación de que la Madre Tierra es la que nos provee la vida, y como seres vivos que habitamos en ella, debemos respetarla y protegerla.

En Guatemala, según el último Censo Nacional, tenemos una población de aproximadamente 15 millones de habitantes, los cuáles dependemos directamente de los bienes y servicios que nos provee la Madre Tierra, por medio de la diversidad biológica, desde el acceso a oxígeno, agua, alimentación, materia prima para una gran cantidad de actividades económicas, la cultura y la recreación, por mencionar algunos ejemplos.

Los bosques, los ríos, los lagos y la diversidad biológica que se encuentra especialmente concentrada en áreas protegidas, son elementos indispensables para asegurar la preservación de la vida, así como el acceso a un ambiente adecuado para satisfacer nuestras necesidades básicas.

La conmemoración del Día de la Tierra se debe aprovechar para promover acciones o cambios de actitudes que ayuden a disminuir la contaminación y la destrucción de nuestros ecosistemas, haciendo un uso racional de los bienes y servicios que la Tierra nos provee. Un ejemplo de esto, es la cantidad de desechos y desperdicios que cotidianamente estamos generando, ya que la contaminación es una de las causas directa de deterioro del ambiente y deterioro la Madre Tierra, y tiene graves consecuencias para la diversidad biológica, y para nuestra salud.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas enfoca sus esfuerzos en la conservación y protección de la diversidad biológica, su uso sostenible, así como en la buena gestión del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, siendo este último, piedra angular en los esfuerzos nacionales de conservación del país.

Por ello el CONAP, hace un llamado a la población guatemalteca para que se sume, en el espacio donde se encuentre, al reto que como humanidad tenemos por la conservación y protección de nuestro Planeta, para generar cambios y adoptar nuevas formas de consumo responsable, tomar decisiones para el bien común que permitan el rescate y la conservación de la Madre Tierra, como por ejemplo reducir el uso de plástico o de desechos sólidos de un solo uso, o usar responsablemente el agua, visitar responsablemente las áreas protegidas, entre otros, las cuáles son acciones que impactan positivamente en el ambiente, en nuestro País Megadiverso, en el Planeta y finalmente en nuestra salud y bienestar.

Recomendaciones para mejorar las condiciones de nuestra madre tierra:

Conserva las áreas protegidas y la diversidad biológica

No compres ni aceptes animales silvestres como mascotas.

No introduzcas especies exóticas invasoras ya que alteran los ecosistemas y ponen en grave peligro de extinción a las especies silvestres nativas.

Cuando visites un área protegida o cualquier ambiente natural de Guatemala, no extraigas plantas o animales porque afectan el equilibrio natural del ecosistema.

Participa en actividades orientadas a conservar los bosques y los recursos naturales.

No utilices los barrancos como basureros, estos son espacios que resguardan la vida silvestre y son fuentes de agua.

Denuncia los actos ilícitos que afectan el patrimonio natural de Guatemala.

En la casa o en el trabajo

Evita mantener encendida la computadora, la televisión y otros aparatos eléctricos cuando no los tengas en uso.

Utiliza al máximo la luz natural y procura utilizar energías amigables con el ambiente.

No desperdicies, papel, tinta y otros recursos, sé eficiente en tus procesos.

No utilices la manguera para barrer banquetas y otros espacios, utiliza la escoba para no desperdiciar el agua.

Recolecta el agua de lluvia y utilízala para regar las plantas y para limpiar.

Riega las plantas en la noche o temprano por la mañana para evitar que el sol evapore rápidamente el agua.

Revisa periódicamente las tuberías para detectar fugas de agua.

Ahorra agua en todas las actividades que realices, recuerda que es un privilegio tener acceso a este recurso vital, no lo desperdicies, no lo contamines.

Haz un manejo adecuado de la basura, pero principalmente recuerda… No generes tantos desechos sólidos.

Practica las 4RS: Reducir, Reutilizar, Reciclar, Reflexionar (evita comprar productos que sean dañinos para el ambiente y adquiere únicamente lo que realmente necesitas).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .