Ambiente/Desarrollo Sostenible

32 aniversario del CONAP

La Ley de Áreas Protegidas fue creada bajo el Decreto No. 4-89 del Congreso de la República de Guatemala, la cual tiene como fin lograr la conservación de la diversidad biológica del país, el uso sostenible de las especies y ecosistemas del territorio nacional y lograr el establecimiento de áreas protegidas necesarias con fines de utilidad pública; asimismo, reconoce que la diversidad biológica es parte integral del patrimonio natural de los guatemaltecos y lo declara de interés nacional.

Con la creación de esta Ley nace el Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP-, con personalidad jurídica que depende directamente de la Presidencia de la República de Guatemala, como órgano máximo de dirección y coordinación del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas -SIGAP-. Dicho sistema es creado también con la Ley de Áreas Protegidas, en su artículo No. 2, indica que, este estará integrado por todas las áreas protegidas y entidades que las administran cuya organización y características las establece la Ley 4-89, a fin de lograr los objetivos de la misma en pro de la conservación, rehabilitación, mejoramiento y protección de los recursos naturales del país, y la diversidad biológica.

Entre los fines del CONAP se encuentran: velar, propiciar y fomentar la conservación y el mejoramiento del patrimonio natural de Guatemala, coordinar la administración de los recursos de flora y fauna silvestre y de la Diversidad Biológica de la nación, planificar y coordinar la aplicación de las disposiciones en materia de conservación de la diversidad biológica contenidos en los instrumentos ratificados por Guatemala.

Durante los 32 años de existencia del CONAP, el SIGAP continúa creciendo y consolidándose; actualmente posee 349 áreas protegidas declaradas, que en su conjunto ocupan el 32% del territorio nacional. Las áreas protegidas son consideradas sitios de conservación de la diversidad biológica y distribuidas en seis diferentes categorías de manejo.

La importancia de la existencia de una ley que respalde la conservación de los valores asociados al manejo de los servicios ambientales y económicos dentro de las áreas protegidas, se ve reflejada en los beneficios que provee y que son de subsistencia para miles de guatemaltecos. Por lo que es deber de todos contribuir al cumplimiento de esta ley para seguir conservando la diversidad biológica y los recursos naturales, asegurando el desarrollo económico del país y el bienestar de las futuras generaciones.

Entre los principales beneficios que provee la diversidad biológica a través de las áreas protegidas, se encuentran: la protección de los recursos naturales y culturales, protección de fuentes de agua, proveer lugares para la recreación, turismo y educación ambiental, propician el desarrollo social y económico del país a través de actividades productivas que no destruyan la naturaleza y contribuyen con la salud y el bienestar de la población. Las áreas protegidas tienen como objeto la conservación, el manejo racional y la restauración de la flora y la fauna.

Para la ejecución de sus decisiones y la implementación de los programas y proyectos, el CONAP cuenta con una Secretaría Ejecutiva, cuyo titular es designado por el Presidente de la República de Guatemala. La Secretaría Ejecutiva coordina un equipo de trabajo que se encarga de los asuntos técnicos y administrativos.

El CONAP para cumplir con sus fines y objetivos está conformado por representantes de las siguientes entidades: Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales -MARN-, Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación -MAGA-, Ministerio de Cultura y Deportes – Instituto Nacional de Antropología e Historia -IDAEH-, Instituto Guatemalteco de Turismo -INGUAT-, Centro de Estudios Conservacionistas -CECON- USAC, Asociación Nacional de Municipalidades -ANAM-, y un delegado de las organizaciones no gubernamentales relacionadas con los recursos naturales y el medio ambiente, registradas en CONAP.

“Bajo la rectoría de la Ley de Áreas Protegidas (Decreto 4-89), nuestra institución ha logrado importantes avances para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica y las áreas protegidas del país, el trabajo del CONAP es vital para asegurar el valioso legado de nuestra Guatemala Megadiversa”. Abraham Estrada, Secretario Ejecutivo del CONAP.

A trés décadas de creación, el CONAP sigue realizando un trabajo arduo para el resguardo de las áreas protegidas y la diversidad biológica, esto a través de sus once sedes regionales a nivel nacional, con personal con una mística de servicio, entregados a la labor diaria para el cuidado del patrimonio natural de los guatemaltecos.

Este esfuerzo es también gracias al apoyo de diversas instituciones públicas y privadas, municipalidades, comunidades, oenegés, Cooperación Nacional e Internacional, socios y aliados que comparten nuestra misma misión, para poder recuperar todos juntos la eterna primavera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .