Arranca Ley PROBOSQUE en Guatemala

PAG. 17 PROBOSQUE

Autoridades presentan Ley PROBOSQUE y su Reglamento

Al menos US $ 39 millones/año a ser invertidos por el Estado de Guatemala para el desarrollo rural en armonía con el ambiente

El Instituto Nacional de Bosques –INAB-, lanzó oficialmente a la sociedad Guatemalteca la ley de Fomento al Establecimiento, Recuperación, Restauración, Manejo, Producción y Protección de Bosques en Guatemala PROBOSQUE y su respectivo reglamento; esto tuvo lugar en el Hotel Westin Camino Real donde participaron más de 480 personas del sector forestal.

Durante los últimos 20 años, el Estado de Guatemala ha invertido aproximadamente US $ 173 millones por pago de incentivos para la reforestación y manejo de bosques naturales, a través del Programa de Incentivos Forestales –PINFOR- .

 Este programa finaliza en el 2016, por lo cual el sector forestal de Guatemala, encabezado por el INAB plantearon una ley que le de continuidad a los procesos de reforestación y manejo de bosques naturales, incluyendo modalidades nuevas de incentivos tales como los sistemas agroforestales y la restauración del Paisaje Forestal, entre otras.  Luego de un proceso de gestión sociopolítica, estudios técnicos y una propuesta de Ley acorde a las necesidades del País, en septiembre del 2015 el Congreso de la República de Guatemala aprobó el decreto 2-2015 que da vida a la Ley PROBOSQUE.

La UICN – con el apoyo del Proyecto PRCC-USAID, Pilar Norad y DFID- participó en los procesos de evaluación de la política, programa y mecanismos financieros existentes. De la misma forma se hicieron estudios sectoriales que soportaban la toma de decisiones en cuanto a techos presupuestarios, sistemas de tenencia y análisis financiero.  Se participó además como facilitadores en los diálogos entre actores claves como las universidades, sector privado y las organizaciones comunitarias forestales, así como en la firma y desarrollo de la propuesta.

La Ley PROBOSQUE es el instrumento económico de política pública que apoyará la implementación de la Estrategia Nacional de Restauración del Paisaje Forestal de Guatemala, la cual pretende restaurar 1.2 millones de hectáreas degradadas en los próximos 30 años (2015-2045), contribuyendo a la iniciativa mundial del Desafío de Bonn.

El gobierno de Guatemala a través de PROBOSQUE hará una inversión mínima de US $ 39 millones/año, y un estimado adicional de US $ 76 millones que se espera del sector privado para apoyar la reforestación, restauración y manejo sostenible de los bosques. La ley también contiene metas específicas para la protección y manejo de los bosques naturales y la regeneración de la cubierta forestal, por un total de 43.000 hectáreas por año. Los beneficiarios del programa de incentivos forestales incluirán los propietarios y poseedores de tierras, cooperativas y comunidades entre otras.

PROBOSQUE

La Ley de Fomento al Establecimiento, Recuperación, Restauración, Manejo, Producción y Protección de Bosques en Guatemala PROBOSQUE, Decreto 2-2015 cobra vida y es complementado con el reglamento, el cual recientemente fue presentado por el Instituto Nacional de Bosques (INAB). La Ley consta de 26 artículos y 4 capítulos.

El primero con disposiciones generales como el objeto que es aumentar la cobertura forestal y con los objetivos de aumentar la cobertura forestal, pero también dinamizar las economías rurales, incrementar la producción y fomentar la diversificación forestal, todo esto con una duración de 30 años.

El segundo capítulo incluye definiciones que se utilizan dentro de la ley como las compensaciones por servicios ecosistémicos y ambientales, restauración de tierras forestales degradadas y servicios ecosistémicos y ambientales asociados a bosques.

El tercer capítulo es el del fomento a las inversiones públicas y privadas para establecimiento, recuperación, restauración, manejo, producción y protección de bosques, donde se detalla a quiénes aplican los incentivos, entre ellos: propietarios de tierras, municipalidades, agrupaciones sociales, arrendatarios, cooperativas, comunidades indígenas; pero también quienes no aplican y ellos son los que no tienen títulos, plantaciones derivadas de compromisos de reforestación, tierras otorgadas por el estado, bosques otorgados en concesión forestal o de uso de recursos naturales.

El cuarto capítulo es el que crea el Fondo Nacional de Bosques, que se encargará de la implementación de la Ley y el cual se sostendrá de los ingresos de la administración de incentivos, mecanismos de compensación, donaciones, bonos, regalías, créditos específicos, entre otros aportes.

Pero la ley no podía ser posible sin un reglamento, el cual debía elaborarse en los próximos 90 días, el cual consta de 11 capítulos, 68 artículos y regula el otorgamiento de incentivos, el monitoreo y evaluación, entre otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .